×
Menu

Bienvenido

Home

estilo y vida

9 PRINCIPALES ESTILOS DE VINO Y COMO SE PRODUCEN

By Baal24 junio, 20220

9 Principales Estilos de Vino

Cuales-son-los-diferentes-tipos-de-vinos3

El vino tiene mucho que ver con el estilo. Antes de cada cosecha, los productores de vino deciden que dirección van a tomar para producir la bebida. Aquí hay una lista de los estilos de vino más importantes, los cuales son el resultado de diferentes técnicas de producción.

Hay nueve categorías de acuerdo al cuerpo, color y otros atributos. La lista incluye todos los tintos, blancos, rosas, espumantes y vinos de postre, y puede usar esta categorización para ayudarse al momento de elegir un vino para acompañar su comida para disfrutarlo por su cuenta.

  1. CUERPO COMPLETO VINO ROJO (CABERNET SAUVIGNON, SYRAH, CABERNET FRANC)

Los vinos tintos de cuerpo completo tienen más taninos y son más ricos en contenido alcohólico. Los taninos se sienten en la parte de atrás de su lengua como una sensación que reseca su boca. Vienen de la piel de las uvas y de sus semillas así como del vino que está guardado en los nuevos barriles de madera. Los vinos tintos poseen un aroma que se asemeja a diferentes especias, frutas oscuras como cerezas amargas. Sugerimos servir estos vinos en copas largas en forma de bowl para poder capturar sus aromas y su gusto correctamente.

Para hacer un vino tinto de cuerpo completo, primero debe empezar con uvas rojas de gruesa y oscura piel, como las del Cabernet Sauvignon y el Refosco. Luego de la primera fermentación hay posibilidad de una segunda llamada la fermentación maloláctica. Esto resulta en una elevación del nivel de ácido láctico, dándole al vino un gusto más cremoso y completo. El vino producido también ser guardado en barriles de roble, lo que produce más taninos y un aroma más rico, de esta manera contribuyendo a la producción de un vino de cuerpo más completo. Es común también durante la producción de vino de cuerpo completo, que los productores de vino dejen algo de azúcar residual dentro, esto se hace deteniendo el proceso de fermentación más temprano. Otro factor contribuyendo al aspecto completo del cuerpo del vino es la calidez del clima donde se produjo. Temperaturas altas permiten el desarrollo de uvas más dulces, que dan como resultado un contenido alcohólico más alto y un cuerpo más completo.

  1. VINOS TINTOS DE MEDIO CUERPO (MERLOT, BARBERA)

Los tintos de este tipo son conocidos por ser un buen acompañamiento para casi cualquier tipo de comidas. Si no le gustan tanto los vinos de cuerpo completo, puede combinar uno de medio cuerpo tinto con comidas más pesadas. Un buen Merlot puede destacarse con casi cualquier comida o plato. Esto los hace una gran alternativa para acompañar comidas de fuerte gusto o una comida alta en grasa. Típicamente uno de estos vinos de cuerpo medio tiene un nivel moderado de acidez, nivel medio de taninos y es particular en ellos el aroma a fruta semejante a las frutas rojas. La fermentación define el tipo de cuerpo del vino y eso como dijimos antes dependerá del clima y la posibilidad de añejarlo en barriles de roble.

  1. VINOS TINTOS DE CUERPO LIVIANO (PINOT NOIR, GAMAY, BLAUFRÄNKISCH)

Los vinos tintos más livianos son hechos con uvas más brillantes y con uvas cortadas más delgadamente y tienen la menor cantidad de taninos. Aun así pueden ser acompañados por muchas comidas, como el queso. Esto los convierte en un excelente alternativo si no le gusta el duro gusto de los taninos y el fuerte gusto de un vino de cuerpo completo. Un buen ejemplo de un vino de este tipo es el Pinot Noir. Tiene la reputación de ser el más sensible y delicado de la variedad de los tintos, liviano en taninos, con una brillante acidez. Si se sirve en su copa adecuada (Copa larga en forma de bowl) se pude experimentar el aroma de las deliciosas frutas rojas.

  1. VINOS ROSE (GRENACHE, SANGIOVESE, MOURVÈDRE)

Hay un punto medio entre el vino rojo y el blanco llamado Rose – el perfecto vino para el verano. Rose va de la mano con comidas picantes, como la tailandesa o la mejicana. Mejor servirlo frio para experimentar el gusto a fruta. Hay diferentes gustos desde el sabor a frutilla melón o de gusto cítrico dependiendo de la región que lo produce.

Rose se produce luego de macelorarlo por un periodo de tiempo corto. Esto se hace dejando a el vino sentarse con la piel de las uvas rojas por unas horas hasta que obtenga un color rosado. Si se deja el vino con la piel más tiempo, el resultado sería un vino tinto. Rose es producido también usando el jugo de la uva durante el proceso de producción del vino tinto. Este proceso se llama el método Saignee y es típicamente de la zona de Napa y Sonoma en California. A veces también se produce Rose combinando el vino blanco y el tinto. Este es el caso mayormente de los roses de la región de Champagna.

  1. VINOS BLANCO DE CUERPO COMPLETO (OAKED CHARDONNAY, RIBOLLA GIALLA)

Estos usualmente son vino que se anejaron en barriles de roble y tuvieron una segunda fermentación maloláctica. El mejor ejemplo de uno de estos es el vino blanco Chardonnay. Vinos de cuerpos completos se destacan típicamente por su tono de vainilla y coco y van de la mano con comida de mar, como langosta, risotto, espárragos, pollo y diferentes quesos. Se anejan usualmente desde 3 a 10 años y puede ser muy costoso.

  1. VINOS BLANCOS DE CUERPO LIVIANO (SAUVIGNON BLANC, ZELEN, PINELA, PINOT GRIS, RIESLING ITALICO)

Los vinos blancos secos son una buena elección para los que les gusta esa sensación liviana en la lengua. Los disfrutara más en un día de clima caluroso con una ensalada fresca o un sushi. También es mejor beberlos cuando son jóvenes, preferiblemente en su primer o segundo año. Vinos de este tipo no son difíciles de encontrar. Puede comprar una excelente botella por un precio razonable. Son altamente bebibles, lo que quiere decir que puede disfrutarlos por su cuenta o con un snack.

  1. VINOS BLANCOS AROMATICOS (MOSCATO, GEWÜRZTRAMINER, RIESLING)

El vino endulza nuestras vidas. Lo que los separa del resto son sus tonos a fruta y perfume. Se hacen frecuentemente del azúcar residual para balancear el gusto agresivo a ácido y su amargura natural. A los que les gusta poner azúcar en su limonada entenderán a lo que me refiero.

Hablando de azúcar… debería saber que la dulzura de un vino no es determinada por la variedad de uvas sino por su forma de producción. Por ejemplo, dejándole el azúcar residual hará al vino más dulce. Similarmente, cualquier tipo de uva puede ser transformada en un vino que es seco. Tramitar es un ejemplo de esto, la dulzura no es algo que puede oler. Aunque quizás asociamos algunos aromas con un sabor dulce, no podemos determinar si es un vino dulce o seco hasta que lo probamos. De cualquier manera, no debería estar asustado en probar un vino de este tipo, dulce con comida india o tailandesa, quizás una salsa de crema.

  1. POSTRE Y VINOS FORTIFICADOS (VINJAK, PORT, SHERRY, MADEIRA, LATE HARVEST, NOBLE ROT, STRAW WINE, ICE WINE)

Como he mencionado los productores de vino son capaces de preservar la dulzura natural de un vino deteniendo la fermentación antes de que la levadura tenga la chance de comerse todo el azúcar. Por esto los vinos son más dulces pero tienen menos graduación alcohólica. Estos se llaman vinos de postre. Los productores de vino luego los fortifican agregándole bebidas alcohólicas de alta graduación aumentando así la graduación del vino. El resultado es un vino que es dulce y fuerte. No es muy bebible y es mejor consumirlo en poca cantidad. Ambos vinos son un perfecto acompañamiento a todo lo dulce, tortas, galletitas y tartas de fruta.

  1. VINOS ESPUMANTES (CHAMPAGNE, CAVA, PROSECCO, MÉTHODE CLASSIQUE, PENINA, SEKT LAMBRUSCO)

En la victoria me lo merezco, en la derrota lo necesito dijo Napoleón, cuando le preguntaron cómo describir el champagne, y hasta el día de hoy el vino espumante permanece como la opción más popular para celebrar un triunfo u olvidar una derrota. Champagne es un nombre protegido por la región francesa de Champagne. Entonces el vino espumante producido en otros lugares no puede ser llamado Champagne y tiene diferentes nombres dependiendo de la región que lo produjo.

Si hecho por el método tradicional, las burbujas de un vino espumante son una consecuencia de una segunda fermentación en una botella o un tanque de metal. Estas son categorizadas acorde a su cantidad de azúcar que queda como residuo luego de la fermentación. El nivel exacto de azúcar es determinado por la cantidad de Liqueur de tirage, una mezcla de jalea de vino, azúcar y levadura que se agregar para inducir la segunda fermentación. Si el vino resultante es seco entonces se llama Brut y si es dulce, Deux. Puede servir uno de estos vinos con entradas saladas, pescado y durante una cena en general. No recomendamos acompañarlo con postres a menos que sea un Deux, ya que van mucho mejor con postres y vinos fortificados.

color-del-vino

Wine tasting LJUBLJANA. (s.f). 9 Principales estilos de vino y como se producen. https://winetastingljubljana.com/es/9-principales-estilos-de-vino-y-como-se-producen/

Una copa para cada bebida

By Baal6 mayo, 20220

Una copa para cada tipo de bebida

Las copas y el resto de las piezas de una cristalería suelen indicar las bebidas que se van a consumir a lo largo de una comida -bien sea un almuerzo o una cena-. Por regla general, se suelen colocar todas las piezas al comienzo de la comida, pero hay excepciones.

Las copas “básicas” que no deben faltar en una mesa son la copa de agua, la copa de vino tinto y la copa de vino blanco. Las demás son opcionales. En función del espacio con el que contamos en la mesa, podemos decidir si ponemos unas copas u otras, o bien optamos por poner las piezas “básicas” y el resto se irán colocando a medida que se vaya sirviendo la bebida.

Copas básicas para una mesa

Copa para el agua

Es una copa de gran tamaño, ligeramente abombada que se utiliza para tomar el agua. Se puede servir el agua antes de empezar a comer. Suele ser la copa más grande de todas las que se ponen en la mesa, aunque actualmente las copas de vinos tintos rivalizan en tamaño con la copa de agua. Se puede servir una cantidad bastante abundante, casi en su totalidad, dependiendo del tamaño de la copa. Si la copa es muy grande, basta con servir un poco más de la mitad.

Es la primera copa que se coloca en la fila de copas.

Copa para el vino tinto

Es una copa de gran tamaño, la boca ligeramente más estrecha que la de agua, para retener los aromas del vino. Se sirve una cantidad moderada en función del tamaño de la copa -sobre un tercio de su capacidad 1/3-. Se coloca a la derecha de la copa de agua.

Si durante la comida no vamos a consumir vino, podemos pedir que nos retiren esa copa para contar un espacio más despejado.

Copa para el vino blanco

Es una copa algo más estilizada que la de su hermano el vino tinto, y un poco más pequeña. Se utiliza para tomar vinos blancos o rosados que suelen requerir de una temperatura fresca. Se suele servir poca cantidad para que el trago mantenga esa frescura que necesita. Se sirve como un tercio de su capacidad, en función del tamaño de la copa. Su boca estrecha hace que se mantenga el aroma del vino.

Se colca a la derecha de la copa del vino tinto. En algunos modelos esta copa puede tener un cierto parecido con la copa de Jerez.

Protocolo y etiqueta. (6 mayo 2022). Tipos de copas para cada bebida. Formas y diseños de las copas para una comida: https://www.protocolo.org/familiar/la-mesa/tipos-de-copas-una-copa-para-cada-tipo-de-bebida-formas-y-disenos.html

Pasos para hacer tu Propia Cava en Casa

By Baal28 marzo, 20221

Pasos para hacer tu Propia Cava en Casa

Lo más importante para montar tu cava, es encontrar el lugar indicado donde almacenar el vino. Por eso es bueno tener buena información y seguir las recomendaciones de los expertos; les daremos algunas recomendaciones.

Lugar y temperatura:

Para tener una cava propia no es necesario comprar una cava eléctrica. Puedes utilizar algunos espacios de la casa como un sótano, un pasillo o hasta un closet. Lo indispensable es que sea un lugar con poca luz, fresco, ventilado y sin vibraciones que puedan alterar el vino.

El lugar ideal debe tener una temperatura que vaya de los 15° a los 18°C para los vinos tintos, y entre 5° y 10°C para los blancos. Deben tratar de cuidar las botellas de los cambios de temperatura, para que repose y evolucione adecuadamente. Si vives en zonas de mucho calor, podría ser necesario usar métodos artificiales, como sistemas de refrigeración instalados por profesionales para evitar que se altere la correcta evolución del vino.

Humedad:
Si el ambiente es muy seco o hay un exceso de humedad, el corcho puede deteriorarse y el vino corre el riesgo de malograrse por el ingreso de aire en la botella. Por ello, los expertos recomiendan que la humedad se encuentre entre un 70 y 80 % pues, si hay un exceso, el corcho puede pudrirse.

El Vino:
No todo el vino que se compra se bebe de inmediato, algunos necesitan reposar más que otros. Por eso es importante saber qué está comprando e informarse sobre las características del vino en la etiqueta. Con qué variedad se elaboró, grado de alcohol, lugar de origen, tiempo de guarda, etc. Para una cava hogareña debería contar, como mínimo, con 15 o 18 botellas.

Los Estantes:
Depende del presupuesto que tenga. Pueden ser repisas de madera o muebles especiales, pero deben permitir que los vinos reposen de manera horizontal y así evitar que el corcho se seque y el contenido se oxide.

Posición de las botellas:
Se debe colocar las botellas de tal modo que haya un contacto constante del vino con el corcho, para que así permanezca húmedo e impida la entrada de oxígeno (lo cual haría que el vino se avinagre). La posición ideal es acostada, incluso cuando ya fue abierta.

Revista Sommelier. (9 mayo del 2018). 5 pasos para hacer tu propia cava en casa. Revista Sommelier Sitio web: https://sommelier.com.pe/5-pasos-cava-casa/

Los Mitos Sobre el Vino

By Baal21 octubre, 20211

Los Mitos Sobre el Vino

Te presentamos algunos mitos más comunes sobre la bebida y su consumo.

Las carnes rojas se acompañan con vino tinto y el blanco es para los pescados.
Este mito pierde fuerza pues con el abanico de estilos de vino que existen actualmente encontramos tintos ligeros que van muy bien con pescados o blancos, con crianza en madera, tendrán una acidez que soporta muy bien no solamente con carnes blancas sino rojas.

¿Le abro la botella de vino para que respire?
Es común que en los restaurantes nos hagan esta pregunta pero lo mejor es que lo sirvan para que respire. La cantidad de oxígeno que entra en el cuello de una botella abierta es mínimo, así que no se oxigenará sino hasta pasadas varias horas. Lo mejor, sin duda,  es servirlo para que respire.

Los corchos se huelen para saber la calidad del vino.
Los corchos deben oler a corcho, a nada más. Se huele el corcho para detectar algún defecto en el vino, no para saber la calidad del vino y esto es perceptible a simple vista dependiendo del tamaño y si el corcho está hecho de verdadero alcornoque.

Entre más tiempo se guarde el vino, mejor.
Este es uno de los mitos del vino más comunes pues no todos están hechos para guardarlos. Algunos son elaborados para beberse jóvenes y otros para conservarse por más tiempo.

Por ello es importante informarse del tipo de uva, añada y crianza para poder determinar si se puede guardar y por cuánto tiempo.

Los vinos se beben a temperatura ambiente.

Esto es relativo. Muchas veces la temperatura ambiente puede ser de 40 grados y beber un vino a ese calor es una pesadilla, especialmente los tintos potentes y que han tenido crianza en barrica. Los taninos matan las proteínas de la saliva y sentimos sed.

Para que no haya falla, te decimos a qué temperatura debes de servir cada tipo.

Blanco: 12°C
Vino Tinto joven: 9°C
Tinto Crianza: 15°C
Tinto Reserva: 17°C
Vinos de postre: 10°C
Rosado: 12°C
Champaña y espumosos: 8°C

Animal Gourmet. (2020). 10 MITOS SOBRE EL VINO QUE DEBES DEJAR DE CREER. octubre 2021, de Animal Gourmet Sitio web: https://www.animalgourmet.com/2020/04/02/10-mitos-sobre-el-vino/

La Época Dorada del Vino

By Baal20 octubre, 20211

La Época Dorada del Vino

El enoturismo se asocia principalmente a la visita a bodegas, pero es en los paisajes donde se encuentra la verdadera magia.
Hablar de otoño en el viñedo es hablar de colores y olores, el olor a tierra mojada, hojarasca, a guisos en el campo durante la vendimia y a mosto en fermentación en bodega. Los colores los aporta el viñedo que en otoño nos muestra una gama cromática incomparable en otros cultivos.
Con la llegada del otoño, llega la época “dorada” para el viticultor, momento de vendimia en el que el campo se llena de aromas a tierra mojada tras la lluvia, la pámpana que cae al suelo y va desnudando la cepa, los racimos, dorados o azulados ya maduros se van mostrando para su corta.

Sin embargo, para disfrutar de los colores no es necesario estar dentro de la viña. En esta época se nos muestra un abanico de color que difícilmente se puede encontrar en otro cultivo. Cada variedad de cepa nos mostrará una tonalidad diferente que va cambiando según nos acercamos a diciembre, la hoja se va cayendo y aumenta el contraste de color entre el blanco – rojizo de la tierra con el marrón oscuro de la cepa y los tonos que varían desde el verde intenso hasta el rojo, pasando por tonos ocres, naranjas, marrones, beige y  oro.

El enoturismo se asocia habitualmente a las visitas a bodegas, obviamente es el destino pero para mí, visitar una bodega es la excusa para conocer el viñedo, los paisajes, el entorno, la cultura. Una bodega se puede construir en cualquier lugar y de acuerdo al gusto de quien la hace, incluso en la viña podemos trabajar algo la parte estética pero el paisaje es único de cada zona, es donde reside el principal encanto. En definitiva, otoño es la mejor época para visitar el viñedo, para disfrutar de los colores y sobre todo, disfrutar del vino, la gastronomía y la cultura de cada uno de los pueblos.

Joaquín Parra. (octubre 2020). OTOÑO, ÉPOCA DORADA PARA EL VINO, LAS BODEGAS Y PARA HACER ECOTURISMO. octubre 2021, de Guia de Vino Digital WineUp Sitio web: https://www.wineup.es/2020/10/otono-epoca-dorada-para-el-vino-para-las-bodegas-y-para-hacer-enoturismo/

Origen del Vino

By Baal20 octubre, 20211

Origen del Vino

En la antigua Mesopotamia, entre los años 6.000 y 5.000 A.C. se tenían registros del consumo de esta bebida, pero de manera accidental y no de la forma en la que la conocemos, ya que solo era el cultivo de la vid (jugo de la uva) con azúcar. Pero no es hasta la Edad de Bronce (3.000 a.C.) cuando se estima que se produjo el verdadero nacimiento del vino, ya que se registran los cultivos de la vid en parcelas.

Egipto  

En Egipto, donde rivalizaría con la cerveza que se elaboraba en el Antiguo Egipto (3.000 a.C.). Las orillas del Nilo fueron tierras de cultivo de la vid y en torno a estas plantas, se desarrolló toda una actividad laboral e industrial. Los egipcios fermentaban el mosto en grandes vasijas de barro, y producían vino tinto. El vino se convirtió en símbolo del estatus social y era empleado en ritos religiosos y festividades paganas. Los faraones eran enterrados con vasijas de barro que contenían vino y en las pirámides se han hallado grabados que simbolizan el cultivo de la vid, la recolección, elaboración y disfrute del vino en fiestas y actos religiosos.

Grecia

En el 700 a.C., el vino llega en su proceso expansivo a la Grecia clásica. Los griegos tomaban el vino aguado, se empleaba en ritos religiosos, funerarios y fiestas populares, además, asignaron al vino una divinidad: Dyonisos, que aparece siempre representado con una copa en la mano. Los griegos crearon recipientes de diferentes tamaños para el almacenamiento y servicio del vino: ánforas de gran tamaño, que se sellaban con resina de pino; cráteras de tamaño medio; y pequeños aoinojé ritones.

Roma

La elaboración de vino se introduce en Italia en el 200 a.C. Comienzan a experimentar con los injertos de vides, con diferentes variedades de uva existentes en la época, y deja testimonio de que ya se elaboraban más de medio centenar de vinos distintos. También comienzan a utilizarse cubas de madera para transportar el vino.

Símbolo de riqueza, poder y lujo, el vino blanco se servía en copas de cristal en las casas de los nobles, mientras que el vino tinto se servía en las tabernas populares.